+543764213234 hjfranco@hotmail.com

Las DOs –Decentralized Organizations

El futuro de las simple asociaciones podría pasar en un futuro cercano por las DOs. Organizaciones Descentralizadas sin fines de lucro.

Imaginemos un contrato social de una simple asociación que ya tiene la virtud de no requerir la autorización del Estado para existir mientras posea un objeto lícito; y que dicho contrato asociativo incluyendo el estatuto social es traducido a un lenguaje de código informático que luego corre en una blockchain que permite la ejecución de contratos inteligentes (Smart Contracts).

El contrato inteligente se encarga del cobro de cuotas sociales que se hace mediante la compra de tokens que el propio contrato genera, los administradores pueden disponer del capital social para la consecución del objeto social y periódicamente el propio contrato emite un informe de gastos e inversión.

La votación también se hace en la blockchain ya sea para aprobar los balances de gastos y para la elección de la comisión directiva para el nuevo período.

Según mi entendimiento, un contrato de este tipo que crea una persona jurídica digital es perfectamente posible y no requeriría de modificaciones al código civil y comercial vigente.

Vitalik Buterin, el cofundador de Ethereum, en el año 2014, definía a las DOs, como una organización en la que los humanos participan de acuerdo a las reglas fijadas en el protocolo programado –como si fuera el Estatuto Social de una sociedad anónima, o el Estatuto Social de una asociación civil–, pero con la particularidad que dicho protocolo será aplicado a raja tabla por la blockchain.

Este tipo de asociaciones al tener la certeza basada en la descentralización y gobernanza de los asociados podría acumular una gran cantidad de integrantes porque no se basaría en la confianza sobre las personas sino en el propio sistema de autocontrol.

Toda la estructura convencional de las sociedades y su tipología legal y distintos tipos de organismos, puede ser migrada a una blockchain, para que registre las tenencias de los accionistas/asociados, quienes expresan su voluntad –votan– también vía blockchain.

Incluso una DO, puede derivar en una DAO, es decir una Decentralized Autonomous Organizations.

A diferencia de la DOs, las DAOs son entidades que viven en Internet, son autónomas, y pueden incluso contratar a personas para que realicen las tareas que ellas no pueden. (Todo según la visión de un experto como Buterin.

Las DAOs podrían a ser una fundación o una asociación civil, entidades sin fines de lucro, aunque con un “capital digital”, y estarían facultadas por su código de programación para disponer de dicho capital en ciertas circunstancias, generalmente para retribuir o premiar conductas.

En el caso de las DOs, éstas también tienen un capital, pero éste está administrado por humanos (Comisión Directiva) que son quienes toman las decisiones; mientras que el capital “digital” de las DAOs está gestado por el código de la DAOs, de manera autónoma.

Las jurisdicciones provinciales que poseen un registro voluntario de simples asociaciones podrían establecer cuando las mismas son creadas bajo la modalidad de Smart contracts si el registro se efectúa en lenguaje convencional y/o en lenguaje de programación.